dilluns, 15 de maig de 2017

Ultrabike aventura 2017

--------------------------------------------------------------------------------
No tenia intenció de fer aquesta cursa, però ara que ja la tinc al sac, estic molt satisfet d'haver-la triat com alternativa a la TransCatalunya, que pensava que aquest any no es faria.

Ho vam estar xerrant entre els companys i finalment quatre Ciclopatas i en Marc, company de feina, ens anem apuntant a la versió aventura, 120 kms i 3200 mts de desnivell estaban anunciats. Pel Racing i pel Carles els anava be per anar preparant la PDF, pel Victor i per mi ens ajudaria pel repte del any, la TransCatalunya que finalment si que es fa i pel Marc, suposo que com a repte personal.


En els mesos que hi han des de la inscripció al dia de la cursa, cadascú va preparant la cursa com pot o com vol, jo vaig sortim els caps de setmana amb la bici de carretera, per fer una mica de fons i la de muntanya fent els màxims kms.

Finalment, arriba el cap de setmana de cursa i, a diferencia de la nit prèvia a totes les curses fetes fins ara, no estic gens nerviós, puc dormir tranquil i d'una tirada fins les 6 del matí. Suposo que el haver fet el primer tram del recorregut setmanes abans, haver estudiat el recorregut dels anys anteriors i els consells del mestre Hall of Fame Ciclopata Racing em fan ser conscient que, fins Arbusies arribaria si o si, que a mitja pujada em començarien les rampes com sempre, però que havia d'arribar a Santa Fe com fos i ja ho tenia al sac i mes o menys així va anar, el que NO esperava era el regal que ens tenia preparada l'organització.

Ja som a Sant Celoni, tots quatre menys en Racing, que no pot assistir que te "evento folklorico familiar". Preparem las bicis i anem cap a la sortida. Allà ja ens avancen que han hagut de fer canvis d'última hora i han afegit 15 kms i una pujada al Brull! Ay mare meva!,,encara sense saber que ens espera de debò, saludem al amic bttero Manu i sortim tots juntets.




Mes o menys anem junts fins el primer avituallament i comencem la pujada llarga al Pla de la Calma, de seguida en Marc s'escapa i nosaltres pugem fins la meitat en grup. Jo em trobo be i mica en mica vaig agafant avantatge, estic content i la pujada no s'hem fa gaire pesada. Arribo al cim i allà m'espera en Marc. Ara ve el meu fort, la baixada, anem tots dos força ràpids baixant per una pista despullada d'arbres i fent esses fins al fons d'una vall (un cop a casa m'enadono que eram prop d'Aiguafreda), gir a la dreta i comença una llarga i pedregosa pujada fins al Brull, que fa renegar a tothom.




Arribem al segon avituallament cansats i cabrejats i ens trobem a l'amic Sacarni dels Btt Badalona que ha hagut d'abandonar de la cursa Pro degut al trencament de la potència, quina mala sort! Xarrem una estona, mengem i bevem i continuem fins a Viladrau, 17 kms que pugen mes que baixen ens esperen.

Aquest tram s'hem fa pesat i començo a tenir "amagos" de rampa al isquio de sempre i les cames també fan mal, però arribem tots dos junts al tercer avituallament a Viladrau. Ja es migdia i fa calor, mentre ens hidratem arriba en Carles, que ve força senser i qui ens explica que en Victor ha decidit plegar al Brull, quina llàstima. Ho corroboro als whatssaap del mòbil on veig el seguiment que ens fan els companys via web. Uns riures mes tard reprenem la cursa, 18 kms, ara majoritàriament de baixada ens han d'acostar a Arbúcies, on en Marc i jo ja haviem decidit abandonar, ja que l'extra de kms i sobretot de desnivell de regal de la pujada al Brull ens havia deixat cardats.

Dit i fet, arribem a Arbúcies i decidim plegar, en Carles no ho tenia clar i mira de convencens de continuar, ja que no volia estar dues hores esperant a les afores del poble, sense cervesa ni tabac, sobre tot sense tabac, el Deu que el va parir! Entre els plecs de'n Carles i un parell de bikers de la zona que ens enganyen amb el desnivell de la pujada a Santa Fe, animo al Marc, que no les tenia totes i tirem cap amunt. En aquell moment no vaig dir res, però el que em va acabar de decidir de seguir i mirar d'acabar va ser que allà em vaig assabentat que donaVan una medalla als finishers, mira que soc gilipollas!!!!!! Jajaja


Ràpidament s'escapa en Carles, que manté un bon ritme i tira milles, darrera en Marc que em va esperant des de la pujada al Brull i jo anem tirant fins la meitat de la pujada, mes o menys, que em comencen les rampes i tinc que baixar de la bici. En Marc segueix i jo faig la llarga kilometrada que resta, meitat a peu i meitat caminant.

Arribo finalment al avituallament de dalt del Pla, menjo com un animal trossos de pastis de poma que em sap a gloria, m'assento en una cadira que te el nano del avituallament de i si m'estic un minut mes m'adormo com un nen. M'aixeco i veig arribar en Manu dels btteros que s'ho ha pres en calma des de l'inici. Marxo tot dient-li que ja m'atraparà a les pujades que queden, arribo al cim i començo a disfrutar de la llarga baixada fins a Riells, patint la pujada a Gualba i encara mes la de la carretera dels murs de Gualba.

Però la satisfacció de saber-se finisher, en dona forces no se d'on i arribo eufòric a meta on els dos amics Ciclopatas m'esperan tant contents com jo.





Tothom que em coneix sap que jo això d'estar tantes hores rodant sobre la bici no ho soporto, començo a renegar i a maleir a tothom i ens especial a mi mateix i no volia acabar sense donar les gràcies a qui ha fet possible que hagi pogut acabar aquesta animalada que per mi representan 135 kms, 4400 mts de desnivell i mes de 12 hores sobre la bici.



Gràcies,

Al Roger, pels seus consells i la seva paciència en centenars de kms que m'ha hagut d'arrossegar.
Al Victor, pels entrenaments nocturns dels dimarts/dijous plens de dubtes per parts de tots dos i siento no haber podido hacer la ruta contigo, pero ya sabes que no puedo evitarlo, si tengo fuerza tiro parriba.
Al Carles, que si no es pel teu esperit competitiu, que va fer que ens replantegéssim el plegar a Arbúcies, no ho hagués aconseguit.
Al Marc, que des de el Brull em va anar esperant i esperonant, cosa que em va ajudar molt, llàstima que no vas poder acabar, un troç del meu mèrit es teu.
Als Ciclopatas que veu estar seguint-nos per web i comentant per whatsaap, Adolfo, Toni, Telmo, Edu, Albert, Diego, Javi, sou molt grans, que sapigueu que això dona molta força al grup i ajuda a pedalar.
I per últim a la Olga, que en lloc d'emprenyar-se per no passar mes temps a casa, m'esperona per que surti i disfruti de la  bici.


PD: Ara la TransCatalunya em sembla la xocolata del lloro, espero no passar-me de llest i no pagar-ho, però desprès d'aquesta experiència, crec que podré acabar dignament.


EL TRACK

BY NORRIS

dissabte, 24 de desembre de 2016

--------------------------------------------------------------------------------

diumenge, 18 de desembre de 2016

Corriols nous a Cèllecs i La Roca, amb Telmo

--------------------------------------------------------------------------------
Desde la retirada de Adolfo esto ya no es lo que era, la desgana y la mas absoluta depresión se han adueñado del grupo, seguimos saliendo pero casi sin ganas, vamos haciendo kms por senderos, trialeras y demás sendas como almas en pena, como si a un perro le quitas el hueso, como una Barbie sin Ken o como un Madrid sin ayuda arbitral.
No se que será de nosotros, no se que nos tiene preparado el futuro, pero no pinta nada bien, parece el fin del mundo, parece mentira lo que el Masnoví este hacia por el grupo, un lider en la sombra....quien lo iba a decir.

Esta mañana solo Telmo y Norris hemos salido con la bike. Subida por interior de la Mutua, intento de descubrir un nuevo sendero que me parecia haber visto paralelo a la pista a Sant Bartomeu y que no lo hay, senderos y trialera del Dolmen de la Oreneta hasta la piedra y allí, SORPRESA!!!! y de las grandes.

Al poco de empezar a remontar veo a la derecha un sendero que nunca habia visto antes y que creo que será corto y nos llevará a la pista, pues mas o menos, la diferencia es que se ha convertido en un largo sendero lleno de curvas, casi todo en subida y que nos ha llevado muy arriba a la pista que sube a la fuente. Hay que decir que creo que es mejor de bajada, habrá que probarlo, pero de subida se hace todo perfecto ecepto un punto donde hay unas rocas, a mi me ha gustado un montón.

Bajamos por la trialera pasando cerca de la piedra del elefante, que dejamos a la derecha, remontamos por dentro el bosque hasta el meridià verd, donde hacemos barritas.

Bajamos por los senderos hasta la carretera de Parpers y nos volvemos a meter en el bosque dirección a la Roca. A medio camino pillamos un sendero que descubrimos este verano y que no acabamos para no perder a Adolfo......snif.....

Otro gran sendero que creo que también debe ser mejor de bajada, este subiendo es un poco mas duro que el otro pero es guapísimo y nos remonta a la pista del meridià verd, lo que nos da un montón de posibilidades de enlazarlos con los habituales.

Las piernas de Telmo ya no daban mas de si, después de tres semanas de jolgorio continuado y decidimos volver subiendo los senderos hasta Sant Bartomeu. Desde la ermita por pista para terminar en Vilassar de Dalt disfrutando de las cervezas, las bravas y la tertulia de los lugareños jubilados que hoy estaba bastante entretenida.

43 kms
3'43 tiempo
1130 mts desnivel






El track

dimarts, 1 de novembre de 2016

Los senderos del flow

--------------------------------------------------------------------------------
Creía que era en primavera cuando florecían las cosas, pero parece ser que en la comunidad Ciclópata es en otoño cuando florecen los bikers y es que no doy crédito al éxito de convocatoria de estas dos últimas salidas.......vamos a ver que dura esto.

A las ya anunciadas presencias de Racing, Victor, Lapiero y Norris, junto a Oscar, un invitado del Btt Premià de Dalt,  se presentan por sorpresa Adolfo y el Kiler para asombro de los presentes.

Racing nos ha preparado una salida llena de senderos y trialeras que hemos ido modificando sobre la marcha, primero por "batudes de senglars" y después para adornarla un poco.

Hemos subido por el castillo de Cabrils para enlazar con la subida justo después del interior de la mutua, bajamos enseguida de alcanzar la cornisa por la trialera larga y técnica que nos acerca al bosque justo encima de la riera de Clarà, donde aparecemos por los divertidos senderos de la font del Gavatx.




Recuperamos desnivel por la pista de los burros hasta la carretera de Òrrius, donde hacemos la parada de rigor para recuperar fuerzas comiendo unas barritas. Aquí Kiler decide regresar ya que, prudente que es el hombre, no desea sufrir mas de la cuenta. El resto seguimos ruta, ahora cruzando la carretera y subiendo por la pista de las piedras con la intención de subir por el sendero de Yan. Mala suerte, unos letreros colgados de un árbol nos alertan de cazadores. No queremos que se confundan ya que hay mas de un animal en el grupo, media vuelta y cambio de planes.







Toca bajar hasta la riera de Riudemia donde hacemos media pista y remontamos por diferentes senderos hasta la pista de Parpers. Sacacorchos y senderos de siempre para bajar por una bonita trialera hasta  el sendero que nos lleva justo sobre la entrada del túnel de la C-60.






Volvemos a estar en la pista de la riera de Riudemia, continuamos dirección a Bell Racó y nos dirigimos a la riera de Argentona ya que el Racing nos quiere enseñar un sendero de subida que nos hace subir pulsaciones y abusar de molinillo.

Pronto llegamos a la pista y empezamos el camino de regreso pero lo adornamos con los senderos del flow hasta el camí del mig, que usamos para llegar al Espinaler para recuperar fuerzas.

La semana que viene, más.

44 kms
3.35 temps
1135 mts desnivel


El track

diumenge, 30 d’octubre de 2016

Sant Miquel Xtrem

--------------------------------------------------------------------------------
Hace bastante que no publicamos crónicas en el blog, lo cual no quiere decir que no salgamos con la bici. Lo que pasa es que del verano hasta ahora estamos un poco desganaos y últimamente vamos perdiendo efectivos de los habituales, menos mal que los nuevos miembros hacen que el pelotón Ciclopata mantenga un cierto número de bikers.

Hoy domingo, al contrario que los últimos findes, ha aparecido un buen número de Ciclopatas, Racing, Victor, Telmo, Javi, Adolfo, Batxi y Norris dispuestos a disfrutar de un buen dia de Btt.






Hoy Maese Racing nos ha preparado una ruta dirección sur, por lo que siguiendo el camí del mig nos dirigimos a Alella. Subimos por la acera izquierda para justo antes de salir de la población ir a por la subida al Turó d'en Galzeran, con sus duras rampas. Una vez en la pista de la cornisa nos dirigimos a nou pins, pero no podemos hacer las zetas ya que estan bajando unos runners de una cursa, a los que iremos encontrando por toda la zona.




Bordeamos el turó por detrás y vamos directos a las trialeras del Walking Dead, el terreno está brutal después de las últimas lluvias y prueba de ello, el salto por las orejas de la burra con el que nos ha obsequiado Victor. Nada grave, un poco de chapa y pintura y continuamos el deleite.

Barrita y seguimos, ahora con un nuevo recorrido Racinguista, que nos aventura directos a los pies del castillo de Sant Miquel, donde no nos ha dado tiempo ni a ver el castillo ni las vistas que se presupone se divisan desde lo alto, que nos dirige a una TRIALERA con mayúsculas, que nos hace bajar cargados como sherpas y "disfrutar" como enanos, sobretodo el Batxi, al que este tipo de enboscadas le molan mogollón.




Regresamos a la deseada pista, no esperaba decir esto nunca, y bajamos poco a poco hasta Montornés, debido a una paseada popular multitudinaria, donde he tenido que enfrentarme al cherif del pueblo, debido a un intolerable intento de abuso de la autoridad del que no estaba dispuesto a tolerar. La cosa no ha ido a más ya que alguno, ante el cauce que estaban tomando los acontecimientos, ha decidido volver por nuestros pasos y buscar otra alternativa a la ruta.

Esto nos ha hecho descubrir parte del bonito pueblo de Montornés y alguna variante por la zona, también hemos descubierto un zoo privado con un montón de animales, digamos que poco comunes.

Desde allí a Vilanova del Vallés y por Can Nadal, camino habitual de regreso. Algunos han pagado la falta de actividad y les ha costado un poco llegar, pero luego han podido disfrutar de las típicas bravas de cada salida Ciclopata.

47 kms
3'36 tiempo
1260 mts desnivel


El track

diumenge, 18 de setembre de 2016

Y más ausencias

--------------------------------------------------------------------------------


Esta mañana conocíamos la ausencia de Adolfo, que sigue en la búsqueda del Yin y el Yang, esperamos que encuentre pronto el equilibrio y pueda volver a los senderos....


Hay otras ausencias que no esperábamos, y es que hay algunos que pensaban que llovería y se iban a escudar en el pronóstico del tiempo. Por suerte los meteorólogos aciertan 2 veces al año, y esta no era una de esas veces... Ya sin excusas hay quién no aguantaba dos días en bici :)


Por suerte en el grupo contamos con gente que sí se presenta, y ahí estábamos a las 8 en el Polideportivo Telmo y yo.


Con poca antelación he rebuscado un track que fuera lo suficientemente bueno como para darle una merecida bienvenida a Telmo de su período vacacional. Elijo uno de mis favoritos, una ruta que recorre muchos senderos de la zona de Cellecs.


Empezamos subiendo por el interior de la mutua, donde vamos viendo que la montaña estará concurrida hoy, está el cielo despejado y una temperatura bastante fresquita.


Una vez arriba torcemos a la izquierda para acercarnos a Sant Bartomeu Cabanyes, cruzar la carretera y coger el camino de la izquierda que nos lleva por infinidad de trialeras y senderos de todo tipo, más técnicos o más rodadores, y que debido a las lluvias se encuentran perfectos para ir en bici. Sin barro, pero sin tierra suelta. Eso si, nada más tocar las ramas quedabas empapado por la acumulación de agua de estos días.


Poco antes de llegar a la carretera de Orrius hacemos la parada obligada para comer algo y hablar bien de los ausentes... Retomamos camino, hasta llegar a la piedra de la Oreneta.


Aquí sin parar cogemos fuerza para subir los primeros repechones más duros, para luego reseguir los senderos donde Telmo me preguntaba si los hacíamos al revés... pues si... y cuesta bastante remontarlos!! Luego cogemos la pista con sus pendientes de aupa donde Telmo ya constataba que el ciclismo es una cuestión de constancia, y tus piernas se encargan de recordarte que parar un tiempo tiene consecuencias.





Cuando estábamos casi arriba el track se desvía por la última trialera repleta de zarzas del que no nos fuimos sin llevarnos unos buenos recuerdos.


Ya sólo nos queda remontar los senderos habituales para llegar al Pla del Fum, una vez allí avisamos de que en media hora haríamos la merecida cerveza, hasta donde se acerca Xavi con cara de recién levantado para brindar por una buena salida.


En total han salido unos 42 km. con unos 1.170 de desnivel que no están mal, y Telmo ha acabado entero a pesar de llevar no sé cuanto sin tocar la bici.


El track
:https://connect.garmin.com/modern/activity/1367052097


diumenge, 28 d’agost de 2016

Ax-les-Thermes , Col du Pradel, Col de Pailheres por Mijanès

--------------------------------------------------------------------------------


El pasado año ya hicimos una primera incursión con la flaca en los Pirineos franceses para subir el emblemático Tourmalet. Este año había quien deseaba ir a los Alpes, pero finalmente decidimos que los Pirineos tienen mucho juego y quedan más cerca de casa, con lo que Manolo se puso en busca de una ruta digna a nuestras escasas piernas y a la belleza de un puerto algo exigente.

La decisión fue salir de Ax-les-Thermes subir el Col du Pradel e ir a buscar más adelante la subida dura del Col de Pailheres. Y aunque el día empezó algo fresco y con alguna nube, pronto se despejó y apareció el verano a pleno rendimiento.

Solo salir de Ax-les-Thermes empieza la subida, suave y muy llevadera en 5 kilómetros hasta encontrar un desvío al puerto de Pradel, son solo 7 Km, no son muchos, pero el puerto tiene sus dificultades, la primera dificultad es el asfalto roto, casi grava, el siguiente son las pocas y cortas zonas con el 12 y 14% de desnivel, que para globeros como nosotros nos quedan algo justas.

Coronamos todos sin problemas y empezamos una larga bajada, primero por el mismo tipo de asfalto, repleto de grava peligrosa por resbaladiza y luego por un interminable y agradable falso llano en bajada pasando por los pueblos más cutres de Francia en un valle olvidado hasta encontrar un poco de civilización y tomar una carretera algo más transitada donde empieza otro largo falso llano pero esta vez de subida.

La grupeta, formada por Norris, Manolo, Carles, Víctor, Marc y Racing, avanza a ritmo alegre, con las piernas aún intactas, pero el falso llano no termina nunca, nos paramos en un semáforo y nos damos cuenta que la rueda trasera de Norris tiene un bulto, desmontamos pero nos damos cuenta que es la cubierta que está en mal estado, seguimos aunque temiendo lo peor y aunque todo el mundo va concentrado en el pedaleo el esfuerzo empieza a pasar factura y al ver una gasolinera abierta, cerca de Usson,  todo el mundo se lanza a por algo de bebida.

Allí vemos que el neumático de Norris está en las últimas, se ha acabado de romper, deshilachado, y la cámara ya empieza a asomarse con lo que en este estado no hay forma de continuar. Hacemos planes para terminar la ruta y volver a recogerlo en un coche, nos hidratamos hasta que el dueño de la gasolinera aparece con un neumático, ha revuelto el almacén hasta que ha dado con un Michelin de la Segunda Guerra Mundial, por lo menos, pero que bien servirá para terminar la ruta.

Pocos kilómetros después, con el sol de mediodía a pleno pulmón, empezamos la subida de 15 Km del Col de Pailheres, sabíamos que era duro, pero no cuánto. Una subida  que varía entre el 7% en pocos tramos y un 9% en su mayoría constante y sin descansos. Cada uno toma su ritmo en función de sus piernas y aunque Manolo y Marc van sobrados el resto debemos centrarnos en cada metro de carretera, con sus curvas en herradura y sus largas rectas en empinada subida.

Todos vamos avanzando, cumpliendo aquello que veníamos a hacer, pedalear para vencer a un coloso HC (Fuera de categoría) del Tour de Francia, a excepción de Norris, que una vez más se deja vencer por el lado maléfico que tiene este tipo de retos, y acaba bajándose de la bici para caminar buena parte del recorrido.

Arriba lo esperamos todos, junto a una manada de caballos que no nos dejan tranquilos, para inmortalizar con fotos el estado patético en el cual llega Norris.
Norris, en un estado lamentable coronando el Coll de Pailheres

Por suerte, el resto de la ruta es todo en bajada, una delicia que solo ensucia en parte el mal estado del asfalto en una parte del trayecto que provocan que mi sillín se acabe por soltar, por suerte paro a tiempo y con un apretón de tuercas se resuelve.

Salieron solo 110 Km con 2.500 metros de desnivel positivo con una velocidad media para reírse, pero fue un placer volver a subir uno de estos colosos con casi 1.500 metros de desnivel ganados de una tacada.

Todos estamos más o menos acostumbrados a la bici de carretera, pero hay que resaltar que Víctor era su primera experiencia en este tipo de ciclismo, tras solo un pequeño bautizo hace unas semanas, y lo hizo sin desfallecer, eso sí, se tomó nosecuantos geles por si acaso.

En la gasolinera de Usson charlamos con unos franceses con bicis cargadas de alforjas con un peso inhumano, ellos nos dijeron que la subida al Pailheres no la olvidaríamos, Norris seguro que no lo va  hacer.


Powered by Wikiloc

diumenge, 14 d’agost de 2016

Unos de vacaciones y otros que se borran

--------------------------------------------------------------------------------
No todos estamos de vacaciones, algunos siguen trabajando, otros de vacaciones todo el año y otros sin comentarios, simplemene se borran.

Sábado, Volta al Montseny

El sábado hacemos una incursión al Montseny con la flaca. Habíamos quedado tres bikers pero uno se borra literalmente, con excusas de poco fundamento y nos deja a Manolo y a Norris solos ante el peligro.

Salimos en coche a las 7 de la mañana dirección a Sant Celoni, punto de inicio de la ruta. Preparamos los bàrtulos y poco después de las 7'30 ya pedalamos por la C 35 dirección a Hostalric. Hace fresco y se agradece, poco tráfico y buen asfalto hace que podamos iniciar ruta con un buen calentamiento.

Una vez en Hostalric pillamos la carretera dirección a Arbúcies. Para llegar a la población lo hacemos por una buena carretera en ligerísimo ascenso a buen ritmo. Con alguna duda entramos al pueblo buscando el desvio a Viladrau, que pronto encontramos.

A partir de aquí la carretera se estrecha y empieza a empinarse un poco y es que se iniciamos el coll del Ravell, un puerto con rampas poco pronunciadas y que se hace bastante bien.

Bajamos muy poco, después de coronar ya que hay un desvio a la izquierda y volvemos a subir un poco, para llegar a Viladrau en un sube baja por una carretera com mucha sombra muy bonita.

En una de sus curvas me despisto mirando senderos para btt, me desequilibro y me abrazo a un guardarail de la crta para no caer por un barranco. Resultado, un golpe fuerte en la rodilla y arañazos por brazo y pierna derecha....está claro que no se puede perder la concentración ni un segundo porque el riesgo de hacerse daño es grande.

Una vez recuperado seguimos rumbo a Viladrau, continuamos ahora en bajada dirección a Seva donde ni paramos para iniciar la subida a Collformic. Vaya diferencia mas grande de subir el puerto desde Osona, solo 9 kms contra los 16 kms desde el Vallés y sin ninguna rampa de consideración.




Coronamos, fotos de rigor y descenso interminable hasta Santa Maria de Palautordera donde hacemos parada para avituallarnos con un buen bocata.



De aquí al coche en ligero descenso  y en un periquete.

Gran salida por muchos motivos, por las bonitas carreteras casi siempre en sombra, por el escasísimo tráfico, por la temperatura hasta fresca a primera hora y por la compañía.

96 kms
3'55 tiempo
1500 mts desnivel

El track


Domingo, Sendereando para buscar la sombra

El domingo otro tanto, mas gente que se borra. Para la salida del club solo nos presentamos Telmo y Norris.

Tenia la idea de ir a la Torrassa para hacer kms y no mucho desnivel y para ello usamos el camino habitual.

Subimos por el interior de la mutua, pista hasta Sant Bartomeu, primer tramo de la trialera que baja a La Roca para ir directos a la pista de Parpers por la trialera. Una vez cruzada la carretera seguimos los senderos paralelos a la pista y allí decidimos cambiar la ruta ya que la vuelta por el camí del mig se nos puede hacer pesada por la calor.



Así que bajamos por el sendero de la Prehistórica hasta la carretera, la cruzamos y sendereamos hasta el final, cerca del tunel AC DC. Regresamos por la pista del meridià verd, el primer tramo y por las trialeras y senderos hasta el elefante.

Subimos hasta la fuente de Sant Bartomeu y por pista y por senderos paralelos a la pared seca hasta la petanca de Premià donde bravas y cervezas nos recompensan de una buena mañana de cháchara y btt.



42 kms
3.18 tiempo
1050 mts desnivel

El track


dimecres, 3 d’agost de 2016

Fin de Semana de Cabrerès

--------------------------------------------------------------------------------
Día I
Hay pocas salidas que provoquen más expectativas que la de dos días que realizamos cada año y luego de diversas deliberaciones, nos decantamos esta vez por hacer dos rutas circulares con punto de partida y fin en las poblaciones de L’Esquirol y Cantonigrós respectivamente, con lo cual podemos pernoctar en el mismo inicio de la ruta y nos evitamos el transporte de las bolsas. La zona del Cabrerès tiene una variedad de rutas y diversidad de paisajes que nos permite este tipo de salidas, y debido a la proximidad de ambos pueblos, nos plantamos en L’Esquirol a las 8 del sábado para completar el recorrido más largo de la carrera del Cabrerès, de unos +-60 km. y unos 1.700 mts. que para una salida de día completo es más que factible para el grupo. 



Por suerte somos un grupo relativamente numeroso, y es más un puñado de amigos que se dispone  a pasar un fin de semana juntos, que un grupo de ciclistas. 
Tomamos partida: Xavi, Roger, Adolfo, Edu, Manolo, Carles y Víctor. Albert se nos uniría el domingo a la salida corta, dado que no ha podido entrenar casi esta temporada. 



La ruta sube rumbo a Cantonigrós, y el primer tramo discurre por un bosque frondoso en el que prácticamente no hay claridad y con las gafas de sol vamos casi a tientas, hasta tal punto que en un momento Xavi tropieza con una rama y rompe literalmente el cambio. Es tan aparatoso el golpe, que nos vemos obligados a sacar el cambio y recortar la cadena para que pueda regresar dando pedales hasta el punto de partida, para coger el coche y buscar una tienda que lo pueda solucionar, previo pago claro está…. 
El grupo queda sentido, nos falta la presencia del presi que debe recortar la ruta a los 12 km. de haberla iniciado. Aún no sabemos si es que no se atrevía a completarla y buscó cualquier excusa o si se trataba de un accidente fortuito. 


A partir de ahí prácticamente comenzamos a subir dirección a Tavertet, donde comenzaría la parte impresionante de la ruta. Aunque la perspectiva no nos permitía darnos cuenta, estábamos encima de los primeros acantilados y teníamos una vista impresionante de los pantanos de Sau y de Llosa del Cavall. 



Luego de parar varias veces admirando el paisaje, comenzamos la bajada rumbo al pantano,  ésta es muy variada, tiene tramos de senderos que se disfrutan al máximo, tramos cerrados llenos de zarzas, por lo que se escuchaban no pocos gritos al bajar… 



Partes técnicas y algunos puntos por donde seguíamos viendo el pantano de Sau donde el agua del río Ter cubrió por completo la población de Sant Romà de Ter y donde era visible, debido a la altura del agua, el campanario de la Iglesia románica del pueblo. 
El calor apretaba ya, y algún valiente se animó a meterse al agua, a riesgo de comprometer la funcionalidad del culotte, mientras los demás mirábamos desde la sombra. 



Enseguida nos dirigimos al club náutico del pantano, donde nos reponemos de líquidos y descansamos un poco para remprender el recorrido. 



Poco después de salir Roger propone bajar a la presa de Sau, cosa que animados realizamos, pues llevábamos pocos metros de ascenso .Una vez visitada, emprendemos el retorno y llegados arriba cogemos una pequeña carretera que creemos nos llevara directos a Rupit. 

Equivocados estábamos….. en un momento el track nos desvía a la izquierda y cogemos una pista pedregosa que sin preludios nos muestra los primeros repechones de aupa. Aquí el calor apretaba, rondando los 35-40 grados vamos subiendo pendientes que parecen paredes y más de uno baja el pie del pedal. Hacemos un pequeño descanso en la base de un acantilado de la “Cinglera de Tavertet” y continuamos, nos quedarían unos cuantos rampotes para llegar a la carretera, y descubrir que apenas habíamos avanzado unos centenares de metros. 
Aquí sí que se notan los primeros síntomas de cansancio, y algunos llegan con lo justo a Rupit, donde Xavi nos esperaba con unas cervezas bien frías para hacer la última etapa todos juntos, una vez reparada su Spezialiced. 
Aunque bien hidratados y nutridos, la segunda parte desde Rupit tenía cierta dificultad, y recorremos algunas trialeras técnicas de subida que a más de uno se le atragantaron. Por suerte sabíamos que sólo algunos kilómetros nos separaban de la meta del día, así que vamos ganando kilómetros, pasando por la pequeña población de Pruit. Poco después comenzamos el tramo de bajada, que incluso nos resulta familiar por alguna otra incursión de hace unos 3 años. Los últimos metros los hacemos pensando en la más que merecida cerveza que nos esperaba, y aunque Adolfo se quedaba dando una vuelta de reconocimiento por L’Esquirol, el resto llegamos a todo trapo al hotel y nos preparamos para la ruta del segundo día. En total fueron unos 67km. con 1.800 mts. de desnivel acumulado positivo, nada despreciables.

Día  II

El segundo día teníamos previsto repetir la ruta que hicimos hace 3 años, sensiblemente más suave que la del día anterior, pero no por eso menos atractiva. Para eso llegamos sobre las 8 a Cantonigrós, donde nos esperaba ya Albert que se nos unía en ese punto. Nos alimentamos bien para la ruta que teníamos por delante, y comenzamos por caminos conocidos del día anterior. Esta vez pasaríamos primero por Rupit, donde hacemos la foto grupal en  el puente y continuamos camino subiendo por una carretera hasta Sant Joan de Fabregues, donde la dejamos y nos encaminamos a los acantilados, Albert decide aquí refrescarse en una pequeña caída de agua, de una manera un tanto singular, tirándose al agua con bicicleta incluída…. Cada uno tiene sus costumbres… 


Luego de unas fotos obligadas seguimos camino intentando seguir el track por medio de un camino de cabras que bordea el acantilado, y no nos queremos distraer mucho… Las vistas son espectaculares, con el pantano de Susqueda abajo y poco a poco comenzamos el ascenso hacia el Santuari del Far. 



El camino es entretenido, no hace demasiado calor, pero sí que tenemos mucha sed, y pensamos ya en un refresco en el Santuari. Pequeñas averías de por medio, en mayor parte de la Spezialiced del grupo nos van entreteniendo el camino, y aunque se oyen más de una queja otra vez por las zarzas y demás complicaciones extra-ciclistas llegamos por fin. 



Alguno ya muestra síntomas de fatiga, pero luego de unas bebidas ya estamos repuestos. Las vistas desde el Santuari son también espectaculares, y mientras Roger y Edu hacen algunas tareas de mantenimiento a la bici el resto descansamos. Y salimos rumbo al último atractivo de la ruta, el Santuari de la Salut. Pero nos queda aún intentar acertar al track, dado que hay muchos sitios por los que transcurre a campo través, puertas de ganado, y otros tantos bosques cerrados. Al final damos con la carretera que nos acercará al santuario. Ya hay algunas quejas porque quedan por subir unos buenos repechones, pero el camino se hace rápido y enseguida estamos arriba, el santuario tal vez no sea tan espectacular como el anterior, pero nada despreciable. Una pequeña parada en la fuente y seguimos ruta, ahora sí con prisas porque queríamos llegar a la reserva que teníamos en el restaurante donde habíamos desayunado. 


El resto del camino nos empieza a resultar familiar del día anterior, y salvo alguna duda, seguimos raudos rumbo a Cantonigrós. Ya sólo quedan unos pocos kilómetros que se hacen a placer, subiendo un poco y bajando bastante. 


A buen ritmo y ya casi sin parar recorremos los 15 kilómetros que nos quedan para llegar para completar los 45 km. con 1.200 metros de desnivel positivo acumulado. 
Sin duda ha sido un fin de semana que cualquier ciclista disfrutaría, unos paisajes espectaculares y lo mejor, recorrerlo con los que estamos habituados a salir. 
Evidentemente no todos tenemos el mismo nivel, hay los más pro’s y los menos pro’s, pero sobre todo lo que prevalece es el espíritu del grupo, y el alma del biker que no importa cómo acabará la ruta, lo que está claro, que todos llegamos juntos a la meta. 
Ya en la comida se hablaba de la próxima, seguro que todos estamos pensando en ella ya. 




dimarts, 2 d’agost de 2016

Finde por el CABRERES

--------------------------------------------------------------------------------
A falta de la crónica del finde por el Cabreres os paso un video, teneis el enlace de las fotos en el margen derecho del blog.